Dolordeespalda

DOLENCIA Y ENFERMEDAD
CIÁTICA

FISIOTERAPIA PARA LA CIÁTICA

El Ejercicio para el alivio de la ciatica y el dolor de espalda, junto con la terapia física, suelen ser eficaces y cuentan con la ventaja de ser un tratamiento no invasivo. Tanto el ejercicio y la terapia física puede ayudar al cuerpo a desarrollar fuerza y flexibilidad en la espalda, que hacen posible reducir la presión de la compresión del nervio que causa el dolor ciático.

  • Fisioterapia Pasiva:
    Equipos Médicos Especializados
  • Fisioterapia Activa:
    Ejercicios para Dolor Ciático y Dolor de Espalda
Existen diversas técnicas dentro de la fisioterapia que permiten a los médicos y fisioterapeutas escoger los procedimientos más efectivos para el paciente, según su dolencia.

Los tipos de tratamientos por lo general se dividen en dos categorías, la terapia activa y la terapia pasiva. Los tratamientos activos pueden incluir ejercicios aeróbicos, entrenamiento de fuerza y estiramiento. Las opciones de tratamiento pasivos pueden consistir en masajes, estimulación nerviosa eléctrica, ultrasonido, entre otros equipos médicos. Todos ellos permiten que el dolor ciático disminuya y conforme avance con las terapias, el dolor de espalda baja y síntomas de la ciática desaparezcan.
Durante su tratamiento, dependiendo de su evolución, contará con un programa de ejercicios que le ayudara a disminuir el dolor ciatico y el riesgo de que su dolor de espalda aumente. Es importante mencionar, que el tratamiento debe ser diseñado por un médico especialista y un fisioterapeuta para poder tener éxito. Si se practican los movimientos erróneos, o si los movimientos seleccionados no se realizan correctamente, el ejercicio puede hacer que la ciatica empeore o pueden dañar la columna vertebral. Es por eso que siempre nuestros especialistas en columna llevan un control detallado de los movimientos que realizan nuestros pacientes.

Además, se deben seguir las siguientes normas para garantizar su seguridad:

  • Asegúrese de mantener la postura especificada por su médico o terapeuta mientras realiza los ejercicios.
  • Si el ejercicio causa dolor, detener, revisar las instrucciones para el ejercicio y vuelva a intentarlo. Si todavía le duele, deténgase y consulte con su médico o terapeuta para obtener ayuda.
  • No presione a su cuerpo más allá de lo instruido en cuanto a estiramiento o repeticiones. Haga los ejercicios exactamente como se indica.
  • Siga el plan terapeutico diseñado por su medico hasta el final de su recuperación - incluyendo la toma de medicamentos, evitando las actividades prohibidas, las recomendaciones para dormir, sentado o de pie ajustes, entre otras - no sólo la parte de ejercicio.

Seguir estas reglas le ayudará a recuperar su salud de nuevo y dejar atrás la ciatica lo más rápido posible.

Es importante tener en cuenta que existe la posibilidad de que, incluso si usted sigue las instrucciones de su médico, no encuentre el alivio para el dolor ciatico. Si ese es el caso, es probable que se le indique otro tipo tratamiento. Si el dolor es lo suficientemente grave, la cirugía puede ser una solución realista.