DOLENCIA Y ENFERMEDAD
DOLOR DE CUELLO

¿CÓMO SE DIAGNOSTICA EL DOLOR DE CUELLO?

Ya sea agudo o crónico, diagnosticar el dolor en el cuello implica realizar una serie de exámenes y pruebas para hacer un diagnostico preciso.
El Dolor de cuello agudo no siempre es grave, sobre todo si es por causa de una distensión muscular o un esguince leve, pero el dolor crónico suele ser algo más que un dolor en el cuello. Si este es el caso, haga una cita con su médico de inmediato, especialmente si el dolor se acompaña de otros síntomas.

En el Centro Médico Especializado OSI contamos con médicos especialistas dedicados a dar una atención personalizada a cada paciente. Su médico puede determinar la causa exacta de su dolor de cuello y desarrollar un plan de tratamiento para ayudarle a controlarlo.

Signos y exámenes para diagnosticar el dolor de cuello

En la cita, el médico le hará preguntas sobre sus síntomas y le realizará algunos exámenes básicos y pruebas para ayudar a él o ella a diagnosticar la causa de su dolor de cuello.

  • ¿Cuándo comenzó el dolor de cuello?
  • ¿Ha hecho recientemente las actividades que podrían haber causado su dolor de cuello?
  • ¿Cómo es tu dolor? ¿Se irradia hasta el brazo?
  • ¿Has probado los remedios caseros para tratar el dolor de cuello?

Responder a estas preguntas con la mayor precisión ayudará a su médico a hacer un diagnostico preciso.

El médico realizará algunos exámenes físicos y neurológicos para ayudar a diagnosticar la fuente del dolor.

Para el examen físico, se tomará en cuenta la postura y su estado físico y se tomará nota de cualquier movimiento que le causa dolor. Su médico también podrá observar la alineación de la columna vertebral y su curvatura.

Durante el examen neurológico, se pondrá a prueba su fuerza muscular y sus reflejos. Además, se analizará si el dolor de cuello viaja a otras partes de su cuerpo o si le causa otros síntomas, como hormigueo o entumecimiento.

Si el médico lo ve conveniente, le puede pedir que se someta a pruebas de imagen. Una radiografía, una tomografía computarizada o una resonancia magnética pueden ser necesarios para ayudar a identificar la fuente de su dolor de cuello.

El diagnostico de dolor en el cuello puede ser complicado, pero con los exámenes y pruebas adecuados, su médico tendrá un diagnostico preciso y desarrollara un plan de tratamiento efectivo para usted.