Dolordeespalda

DOLENCIA Y ENFERMEDAD
DOLOR DE ESPALDA BAJA

SÍNTOMAS DEL DOLOR DE ESPALDA BAJA

Los síntomas del dolor de espalda baja y sus causas pueden ser muy diversos. En el siguiente articulo detallamos los síntomas según la posible causa de la dolencia del dolor. Es importante tener en cuenta que un tratamiento oportuno y adecuado según sea su dolencia es fundamental para lograr una rehabilitación rápida y efectiva.

Dolor de espalda y rigidez que es más pronunciada en la mañana y por la noche.

Los síntomas del dolor de espalda pueden incluir cualquier combinación siguiente:

  • Dolor que interrumpe el sueño.
  • Sensibilidad localizada en alguna parte de la columna vertebral.
  • Dolor constante o intermitente en la zona lumbar que empeora con la actividad
  • Dolor de espalda que aparece apenas se levanta en la mañana y otra vez al final del día.
  • Rigidez o perdida de la flexibilidad de la espalda.

Posibles Causas: Osteoartritis

La artrosis facetaría, artrosis degenerativa o artrosis de la columna vertebral es una enfermedad degenerativa que se desarrolla gradualmente a lo largo del tiempo. El dolor es causado por la ruptura del cartílago entre las articulaciones de la columna vertebral. Al principio, los síntomas son intermitentes, sin embargo, el dolor de espalda puede volverse más constate, y eventualmente, se desarrollará una ciática.

Dolor severo o intenso de espalda después de una actividad, movimiento brusco o levantar un objeto pesado

Los síntomas del dolor de espalda pueden incluir cualquier combinación siguiente:

  • Dificultad para moverse, pararse o caminar.
  • Dolor de la espalda al tocarla.
  • Espasmos musculares graves en la espalda.

Posibles Causas: Golpes o Contusión / Lesión deportiva, Contractura muscular ó Distensión Muscular

Una distención muscular en la espalda es una de las causas más comunes de dolor de espalda agudo. Levantar objetos pesados o hacer movimientos bruscos puede hacer que los músculos o ligamentos se sobre estiren, desarrolles roturas microscópicas que provocan dolor.

Las contracturas en los músculos de la espalda se producen por estrés, tensión muscular y por malas posturas. La intensidad del dolor de espalda por distensión muscular y por contractura muscular puede variar desde una leve molestia hasta un dolor severo e incapacitante.

Dolor de espalda baja que viaja a la nalga, pierna, y pie (dolor ciático - ciática)

El dolor ciático o ciática incluye puede incluir cualquier combinación siguiente:

Dolor de espalda baja constante.

  • Dolor de espalda baja constante.
  • El dolor puede ser peor en la pierna y el pie que en la espalda. Por lo general, solo se presenta de un lado.
  • El dolor por lo general empeora después de largos periodos de estar sentado o parado.
  • Dolor intenso, dolor que quema o sensación de hormigueo.
  • Puede estar acompañado de debilidad, entumecimiento o dificultad para mover la pierna o el pie.

Posibles Causas: Hernia discal o hernia lumbar

La ciática se produce cuando una raíz nerviosa de la espina dorsal más baja se comprime, causando dolor y entumecimiento en la espalda, glúteos, piernas y hasta el pie. En la mayoría de los casos, la ciática se produce por una hernia lumbar, espondilolistesis ístmica o la enfermedad discal degenerativa.

Dolor en las piernas que aparece principalmente al caminar y al estar de pie

Los síntomas del dolor de espalda pueden incluir cualquier combinación siguiente:

  • No se puede caminar muy lejos porque aparece el dolor de pierna.
  • El dolor de la espalda baja disminuye a la hora de sentarse.
  • Los síntomas fluctúan entre severo y grave / ninguno.
  • Los síntomas se aseveran con el tiempo.
  • Debilidad, adormecimiento y hormigueo que se irradia desde la espalda baja hacia los glúteos y piernas (ciática).

Posibles Causas: Estenosis Espinal Lumbar o espondilolistesis degenerativa

Tanto la estenosis espinas lumbar y la espondilolistesis degenerativa pueden ejercer presión sobre los nervios de la columna vertebral

Dolor de espalda baja crónico que se empeora con ciertas posiciones y movimientos

Los síntomas del dolor de espalda pueden incluir cualquier combinación siguiente:

  • Periodos de Dolor de espalda constante pero leves seguidos de episodios de dolor severo/espasmos musculares que duran días o hasta meses.
  • El dolor de espalda empeora al sentarse o estar parado.
  • Caminar o correr puede aliviar el dolor.
  • El cambio de posiciones con frecuencia puede aliviar el dolor

Posibles Causas: Enfermedad degenerativa del disco

La enfermedad degenerativa del disco lumbar puede afectar a personas jóvenes, incluso de 20 años. Cuando los discos entre las vertebras lumbares comienzan a descomponerse, el disco dañado puede causar inflamación y ligera inestabilidad en la región lumbar, provocando dolor, espasmos musculares y a veces dolor ciático.

Dolor profundo en la de espalda baja que empeora al estar de pie o caminar

Los síntomas del dolor de espalda pueden incluir cualquier combinación siguiente:

  • Dolor que se irradia hacia las nalgas (dolor ciático o dolor radicular).
  • Dolor que empeora al inclinarse hacia atrás.
  • El dolor disminuye sentándose y reclinándose hacia adelante.
  • Sensación de cansancio en las piernas y entumecimiento y hormigueo en la pierna, especialmente después de caminar.

Posibles Causas: espondilolistesis ístmica

La espondilolistesis ístmica se produce cuando una vértebra en la espalda baja se desliza hacia adelante en el especio en el disco por debajo de ella. Es más común en el nivel L5 - S1 y puede causar dolor de espalda y dolor ciático por la compresión de nervio que se genera.

Razones menos comunes de dolor de espalda

Aunque menos común que las condiciones anteriores, un número de otras condiciones también pueden causar dolor lumbar:

  • La disfunción de la articulación sacroilíaca
  • El síndrome piriforme
  • La fibromialgia
  • Espondilitis anquilosante
  • Coccigodinia
  • Entre otros.

Finalmente, es importante señalar que la actitud y situación también tienen un efecto sobre los niveles de dolor y la duración. Por ejemplo, las personas que sufren de depresión, estrés, o tienen una lesión en la espalda son más propensos a tener un dolor crónico. Los pacientes que están libres de estrés y tienen una vida saludable tienen más probabilidades de mejorar.