Dolordeespalda

DOLENCIA Y ENFERMEDAD
ESCOLIOSIS

EXAMEN Y DIAGNÓSTICOS: LA ESCOLIOSIS

Es muy importante diagnosticar la escoliosis a tiempo. Una vez hecho el diagnostico, el seguimiento es sumamente importante para observar la progresión de la escoliosis y brindar el tratamiento si la curvatura se vuelve más severa.

Las pruebas pueden incluir:

Test de Inclinación hacia adelante con los pies y rodillas juntas:
Se pide al niño que se incline hacia adelante con los brazos colgando. El médico especialista observará primero detrás del niño y después delante de él para verificar cualquier curvatura visible, o cualquier apariencia no uniforme en la caja torácica, huesos de la cadera, u omóplatos.

Inclinómetro o Escoliómetro:
Este dispositivo se utiliza para medir el grado real de curvatura. El médico le pedirá al paciente que se pare con los pies y rodillas juntos, y se incline hacia adelante hasta que pueda ver una curvatura en la columna vertebral. El escoliómetro se coloca sobre la espalda, y se toma una medida. Se toma otra medida cuando el paciente se ha inclinado más, y el área de curvatura es visible en la columna lumbar.

Radiografías:
Esta es la forma más precisa para diagnosticar y para monitorear el avance de escoliosis. La radiografía puede identificar la presencia de escoliosis, y el examinador puede usar una técnica (método Cobb) para calcular el grado de curvatura.

Resonancia magnética:
Estos exámenes se pueden usar para diagnosticar y monitorear el avance de la escoliosis, pero son muy costosos y no son más útiles que los rayos x. La Resonancia magnética por lo general se indica solo a pacientes que pueden tener otra condición - como la hernia discal - en la columna.