Dolordeespalda

DOLENCIA Y ENFERMEDAD
ESCOLIOSIS

TRATAMIENTO DE FISIOTERAPIA PARA ESCOLIOSIS

La fisioterapia es considerada un tratamiento efectivo y conservador que ayuda a la mejora de la escoliosis, una condición esquelética caracterizada por una curvatura de la columna vertebral.

El tratamiento de fisioterapia puede ser combinado por otros tratamientos, dependiendo de la situación del paciente. Muchos casos de escoliosis toman la forma de la escoliosis idiopática, lo que significa que no hay ninguna causa conocida para la curvatura. La columna vertebral comienza a curvarse hacia un lado o el otro en la infancia o la adolescencia temprana, y la curvatura puede llegar a ser bastante grave.

El tratamiento de la escoliosis se centra generalmente en la detención de la progresión de la curvatura. Los planes de tratamiento usados dependen de los detalles del caso. Como regla general, mientras más pronto comience el tratamiento mejores serán los resultados para el paciente. Por eso se recomiendan controles para la escoliosis para los niños pequeños para identificar a tiempo alguna curvatura anormal.

Durante los tratamientos de fisioterapia para tratar la escoliosis, el paciente trabaja con un terapeuta físico sobre objetivos. Es importante tener en cuenta que si se indican ejercicios a realizar en casa, un familiar ayude al paciente a realizarlos. Recomendamos que el tratamiento sea llevado por equipo de especialistas, en este caso lo ideal sería un médico fisiatra y un terapeuta físico para asegurar que el tratamiento es adecuado y eficaz.

Durante la terapia los pacientes realizan estiramientos para mejorar la flexibilidad, fuerza y tono, y para reducir la inflamación. Para algunos de nuestros pacientes recomendamos algunos deportes y como parte de la terapia masajes y manipulación manual. Los ejercicios en el hogar están diseñados para ayudar al cuerpo a retener los beneficios de la terapia física.

Para la escoliosis leve, la terapia física puede ayudarle a detener la curvatura de la columna. En otros casos, puede ser necesario utilizar con refuerzos y tratamientos más agresivos, tales como la cirugía.

Un médico puede evaluar a un paciente para determinar qué opción de tratamiento es la ideal.