Dolordeespalda

DOLENCIA Y ENFERMEDAD
ESPONDILITIS ANQUILOSANTE

FISIOTERAPIA PARA ESPONDILITIS ANQUILOSANTE

La Fisioterapia puede ser determinante en la recuperación de la Espondilitis Anquilosante. Después de la evaluación médica, seguir un tratamiento de fisioterapia en manos especialistas puede ser su mejor opción.

Diversos estudios han determinado que la ergonomía, el uso de equipos de electroterapia, estiramientos y ejercicios de fortalecimiento; y sesiones de terapia manual forman puede ser parte de un tratamiento de fisioterapia altamente efectivo.

Nuestros fisioterapeutas tienen una gran experiencia en la rehabilitación para pacientes con la espondilitis anquilosante. Algunas de las recomendaciones que damos a nuestros pacientes son:

Manténgase en Movimiento
Nuestra defensa numero uno contra el dolor y la rigidez es empezar a moverse. El descanso y la inactividad permite a sus articulaciones fusionarse, esto, es lo que hay que evitar a la espondilitis anquilosante. El Dr. Wingyen Mac del Centro Médico Especializado OSI, nos dice: "El tipo de movimiento no es tan importante como la frecuencia. Necesitas estar haciendo algún tipo de ejercicio dos veces al día. El mejor ejercicio el caminar".
Haga sus mañanas más placenteras
Si usted sufre de espondilitis anquilosante seguramente siente dolor más fuerte por las mañanas. Hable con su médico o fisioterapeuta para crear una rutina de ejercicios de movimientos suaves para las mañanas que puedan ayudarle a disminuir el dolor y la espondilitis. La Lic. Lucia Matos sugiere "Usted puede sacudir o agitar las articulaciones a través de movimientos repetidos cuando despierte, antes de levantarse".
Corrija su postura
Los dolores de espalda pueden disminuir significativamente luego de un periodo de tener una postura correcta. Mantener la cabeza levantada y la espalda recta en todo momento cuando está sentado es solo uno de los cientos de consejos ergonómicos que le puede dar su fisioterapeuta.
Tome una ducha caliente
El agua caliente permitirá mejorar su circulación e irrigación de sus oxigeno a los tejidos afectados; así mismo logrará un efecto relajante en los músculos de su espalda permitiendo la disminución del dolor. Si puede realizar los ejercicios indicados por su terapeuta durante el baño, mucho mejor.

Siga estos consejos, en el Centro Médico Especializado OSI, creemos que un trabajo en conjunto entre el médico, el fisioterapeuta y el paciente es fundamental para una rápida y mejor recuperación de los pacientes.

Documento sin título

Dolordeespalda